lunes, 31 de enero de 2011

ROBLE. BLOQUE DE NOVIEMBRE (2).

Este fin de semana no he parado de darle a la aguja. Tengo el dedo índice de la mano izquierda que no puedo ni tocarlo y es que para hacer apliqué no se me arregla protegerlo y menuda herida que me he hecho.

Este es otro bloque del quilt de Saito Yoko que he terminado. Me gustaría enseñároslos todos de un golpe porque, la verdad, es que la ejecución de esta colcha va a ser larga y a lo mejor aburro... pero no me queda otra opción si quiero subir cosas al blog.

Y no es que me fastidie tener entre manos trabajos largos, todo lo contrario, me encanta¡ pero para mantener un blog es más práctico hacer cosas monas y que se terminen pronto, ¿o no?.

La tela de fondo que me han mandado para hacer este bloque es, sin lugar a dudas, mi preferida. El color no se aprecia bien en la foto pero tiene tonos verde seco, marrón y gris claro ¡que bonito¡ queda bien con cualquier cosa que le pongas encima y los verdes de las hojas que me parecían todos iguales y después de aplicados ¡son tan distintos¡ ¿quién lo diría?.

Como siempre os pongo la foto de verdad. Esta es la tan decorativa hoja de roble y la tan sabrosa bellota y si no lo creéis preguntarle a los ciervos, a las ardillas, a los osos pardos, a los pájaros carpinteros y a los cerdos de pata negra que no comen otra cosa que bellotas y menudos jamones ibéricos¡.
Y que puede decir una asturiana de un roble o "carbayu" como lo llamamos aquí.
Este árbol es todo un emblema para esta región y los asturianos le tenemos mucho cariño y un cierto respeto. Es el rey de los árboles, con ese porte, con esa longevidad y la verdad es que no hay cosa más mágica que sentarse bajo su sombra un día de sol en pleno verano y escuchar los sonidos del bosque.


A las que no sois de aquí quedáis invitadas a pasear por una "carbayera" en un día de verano y comprobaréis lo que digo.
Gracias por leerme y que cosáis mucho.

12 comentarios:

  1. Te ha quedado magnífico!! A mi ya me gusta ir viendo poco a poco los progresos!! El blog no es una obligación, es para disfrutar no te agobies!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Geli!!!heres una manitas,,,esta precioso,
    y me quedo corta..
    Tambien necesitas para ti algun fin de semana,,no estodo el coser..
    Un abrazo
    Angeles

    ResponderEliminar
  3. Ni por un minuto pienses que aburres, al contrario es un deleite ver tus trabajos.
    A mí por lo menos me gusta recrearme en esas fotos y pensar que algún día pueda hacerlo.
    Por cierto, me encanta tu tierra, la he visitado tres veces pues mi hermana tiene casa en la zona de Cabranes y como dices dar un paseo en esos bosques es una maravilla.
    Buena semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me acabo de quedar alucinada viendo tus aplicaciones..., vengo del blog de Ana y creo que nunca había pasado por aquí, pero a partir de ahora te seguiré, por que me dejas con la boca abierta, que perfección!!!....

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que aplicación más linda!! me ha encantado, y lo tuyo te ha tenido que costar...Líndisima!!. McBesitos

    ResponderEliminar
  6. Angeles te ha quedado espectacular! enhorabuena

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso, además el roble es mi árbol favorito, muy entrañable para los asturianos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre es un placer pasar por aquí y ver tus trabajos TAN BIEN HECHOS.. esas aplicaciones son espectaculares,lastima que lo pague tu dedo...pobrecito...pero que sepas que el rato que estoy de cara a tus fotos viendo esa perfección no lo cambio por nada...algun dia a mí tambien me saldrá así...o por lo menos em eso estoy...jajaja.

    BESITOS

    ResponderEliminar
  9. Hola, he visitado por primera vez tu blog, me ha encantado, los bloques que has estado haciendo de Saito Yoko son hermosos, no sólo por el diseño, sino por lo elaborados, eres muy dedicada. Trabajas con mucha delicadeza, no te apures, no se trata de la cantidad, sino de la calidad. Felicitaciones, hermoso Blog.

    Abrazos

    CARELI

    ResponderEliminar
  10. Que hermosos trabajos! Llegué de casualidad y me quedé encantada

    ResponderEliminar